BMW Z4 Roadster sDrive30i y M40i, empieza lo nuevo
21/9/2018 Novedades

BMW Z4 Roadster sDrive30i y M40i, empieza lo nuevo

Son dos ejemplares que muestran la herencia del Z4 en toda la dimensión.

Luego de la presentación de la nueva generación del Z4 con la versión M40i First Edition Roadster, BMW presenta el Z4 sDrive30i Roadster, que se lanzará en marzo de 2019, y el Z4 M40i Roadster, que estará disponible algunos meses después. Esta nueva era del convertible ve mejorada la agilidad, el rendimiento y el manejo preciso, puntos que siempre han sido las principales prioridades de este modelo. Para lograr esto, el Z4 recibió optimas mejoras en la carrocería, el tren motriz y el chasis.

A nivel óptico, el Z4 Roadster tiene un aspecto atlético, deportivo y de baja altura. Asimismo, sus proporciones han crecido en todas las áreas respecto a su predecesor. Es 84 mm más largo, 73 mm más ancho y 13 mm más alto. La distancia entre ejes se hizo más corta (25,4 mm) y la distribución de peso resgistra un buen 50:50.

Respecto al Z4 sDrive30i, esta versión usa el motor cuatro cilindros turbo TwinPower de 2.0 L, que entrega 15 CV y 47 Nm más que su predecesor, llega a 255 CV y 400 Nm entre las 1.550 y 4.400 rpm. Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 5,3s.

Por su parte, el Z4 M40i Roadster goza del seis cilindros en línea de 3.0 L, que en comparación con su predecesor, ofrece un aumento de 47 CV gracias a una serie de adecuaciones en el turbo TwinScroll. En total, esta variante tiene 382 CV y 500 Nm de torque entre las 1.600 y 4.500 rpm. El 0-100, en 4,5s.

Ambos modelos vienen equipados con la transmisión Steptronic Sport estándar de ocho cambios con paletas de cambio en el volante. Además de una distribución de proporción más amplia, la última versión de la transmisión automática ofrece cambios de marcha aún más deportivos, ya que las relaciones son más cortas con el objetivo de mejorar la aceleración y la eficiencia.

Todo lo anterior es honrado por la suspensión deportiva Adaptive M, los frenos M Sport y el diferencial deportivo M, estándar en el Z4 M40i Roadster y opcional en el Z4 sDrive30i. Con esto, las diferencias en las respuestas del automóvil entre los modos Comfort, Sport y Sport +, seleccionados con el interruptor de Control de experiencia de manejo, son particularmente notables.

Con una altura de recorrido de 10 mm más baja, la suspensión Adaptive M Sport incluye amortiguadores controlados electrónicamente, que ofrecen una dinámica de conducción y manejo más cómoda y más agresiva.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos