Manejamos a la nueva Renault Duster Oroch en Argentina
25/04/2016 Pruebas de manejo

Manejamos a la nueva Renault Duster Oroch en Argentina

Probamos la pick-up del rombo por los caminos de la Patagonia.

La Renault Duster Oroch es uno de los productos más esperados tanto por los fanáticos de la marca como por todo aquel que siempre tuvo como objetivo adquirir una pick-up. Sin llegar a las dimensiones y características de las “chatas” clásicas del mercado argentino pero sobresaliendo entre la oferta de pick-ups compactas, la Oroch abre el terreno hacia un nuevo segmento que, parafraseando a los directivos de Renault, podemos definir como “Sport Utility Pick-Up”; algo así como una cruza entre un SUV y una camioneta, ubicándose a medio camino entre los vehículos compactos y medianos.

La Oroch llega a los oídos de la mayoría de los compradores simplemente como “la versión pick-up de la Duster”, pero Renault se preocupó en diferenciar ambos vehículos, tanto desde su concepción, destino, como así también en algunas de sus piezas. Pero ahora ha llegado el momento de dar nuestro veredicto, ya que nos encontramos tras el volante de una unidad que manejamos a través de los intrincados y hermosos caminos que unen la ciudad de Bariloche con Villa la Angostura.

Llevamos a la nueva Renault Duster Oroch por asfalto, barro y ripio, y esto es lo que pasó:

Para empezar, el espacio interno es generoso. Por algo Renault destaca que esta camioneta inaugura un segmento ubicado entre las pick-ups compactas (VW Saveiro, FIAT Strada, etc..) y las medianas, (Toyota Hilux, Ford Ranger, etc.) ya que queda exactamente a medio camino. Todo aquel que se compró una Duster para estar cómodo dentro del habitáculo también estará a gusto cuando entre en la nueva Oroch.

La posición de manejo puede regularse tanto para manejar confortablemente en ruta como para elevar el asiento y ver bien el camino si estamos haciendo off-road. Las butacas son cómodas y sujetan bien, aunque la disposición de algunos botones (como los del levantavidrios o el que se utiliza para activar el modo ECO) podrían estar mejor ubicados. Por otro lado, el aro del volante puede resultar demasiado grande cuando transitamos caminos muy trabados, pero al mismo tiempo presenta una buena ergonomía cuando viajamos por asfalto.

Si todavía estás pensando que la Oroch es una Duster con caja, quizás te interese saber que en realidad este vehículo tiene unos 150 mm más en la distancia entre ejes y es 360 mm más larga. En total, la nueva Renault Duster Oroch tiene 4.693 mm de largo, 1821 mm de ancho, 1694 mm de altura y 2.829 mm entre sus ejes.

Estas nuevas dimensiones no cambian demasiado las sensaciones que puede transmitir una Duster 4x4 cuando se maneja en modo de tracción simple. La dirección es algo pesada a bajas velocidades, y la suspensión trasera de brazos independientes (Multilink) cumple muy bien con su labor, absorbiendo las irregularidades del terreno con seguridad y confort, con un apenas perceptible trabajo sobre su rigidez para soportar la eventual carga de 650 Kg. Por otro lado, el tren delantero se muestra algo “seco”, con un tacto algo áspero frente a las irregularidades más abruptas. En conjunto, es un vehículo que se siente muy cómodo tanto en asfalto como en el off-road.

La versión que probamos es la tope de gama, la Outsider Plus 2.0, que ofrece como equipamiento diferencial una capota de lona en la caja, barras de protección de luneta trasera, proyectores de profundidad, protección frontal y kit overfenders.

El motor de 2.0L con 143 CV responde muy bien tanto a las exigencias que impone un terreno accidentado como a las demandas del acelerador cuando estamos en 6ta velocidad, demostrando una buena elasticidad al momento de los sobrepasos. El ruido del dos litros ingresa al habitáculo cuando sobrepasamos las 4.000 rpm., algo que no te va pasar durante un viaje ya que cuando circula a 120 Km/h, el motor gira a 3.050 rpm. Este régimen se logra porque el impulsor está conectado a una caja manual de 6 velocidades, la cual envía la fuerza exclusivamente al eje delantero (¿habrá versiones 4x4 mas delante? Es muy probable, pero la marca no prometió nada) mediante una selectora que deja pasar los cambios de forma rápida y con muy poco recorrido, con un tacto mecánico agradable y ágil. Cabe recordar que las versiones con motor 1.6 L de 110 CV (sí, el querido K4M) vienen asociadas a la caja de 5 marchas.

Cuando se dobla a velocidades altas el vehículo rola poco y nos permite sentirnos confiados tras el volante, una sensación muy buscada y poca veces lograda por los fabricantes de pick-ups de trabajo. Con la Renault Duster Oroch enfrentamos fuertes ráfagas de viento cuando transitábamos por la orilla del majestoso lago Nahuel Huapi y así y todo se mantuvo bien plantada al piso, sin derivas ni golpes provocados por los vientos laterales.

En la incursiones que tuvimos en el barro, los neumáticos mixtos Michelin LTX Force 215/65 R16 tuvieron un buen desempeño, y el despeje de 206 mm. nos permitió atravesar vados y huellas sin ningún tipo de percance.

La Renault Duster Oroch tiene todo para repetir el éxito obtenido por la Duster en Argentina. Ser la primera en un segmento nuevo tiene sus ventajas, y si a eso le sumamos que abarcará un espectro de necesidades que van desde lo recreacional hasta lo profesional, seguramente estemos frente a un producto que le dará muchas alegrías a Renault. Claro que muchos potenciales clientes también estarán a la espera de futuras versiones con tracción en las cuatro ruedas y sistemas de seguridad como el ESP y el control de tracción, que seguramente se harán presentes en la gama cuando lleguen otras marcas a competir a este flamante segmento.

Galería Nueva Renault Duster Oroch: Primer contacto

Nueva Renault Duster Oroch: Primer contacto

1 de 22

Renault Duster Oroch Lanzamiento

¿Qué opinas? Cuéntanos