Test drive

Renault Sandero RS: Lo manejamos en México

Tuvimos un primer contacto con el hatchback picante del rombo.

Renault Sandero RS: Lo manejamos en México

Si bien la nueva generación del Renault Sandero no es una gran novedad en los concesionarios ya que se presentó hace algunos meses, lo que sí es una novedad y un hito es la versión repotenciada creada por Renault Sport. Antes de entrar en materia, me gustaría exponerles algunos antecedentes que hacen muy importante a esta nueva versión.

Es bien conocido que la gama Sandero y Stepway provienen de la filial rumana de Renault llamada Dacia. Estos productos se han vendido con mucho éxito en nuestro país y portan una motorización de cuatro cilindros de 1.6 litros, que entrega 105 CV acoplada a una transmisión manual de cinco velocidades. Lo verdaderamente interesante de la versión RS que hoy nos ocupa, es que es el primer vehículo fabricado fuera de Francia y cuya versión extrema es proyectada, desarrollada y supervisada por Renault Sport Technologies, filial de la casa del rombo encargada de todas las versiones extremas de los modelos que se comercializan en Europa (léase Clio RS 200 o Megane RS) y que se fabrican en las instalaciones de Dieppe, en Francia, en el mismo lugar en donde hace 60 años naciera Alpine.

El Sandero RS 2.0 es el primer “Renault Sport” fabricado fuera de Francia. Específicamente, este vehículo se construye en la planta de Renault en Brasil.

¿Qué tiene el Sandero RS 2.0 a diferencia de la versión sin apellido?

Lo primero que salta a la vista es la estética diferente, llantas de aluminio más grandes, pintadas de negro y varios acentos en la carrocería que nos demuestran que no se trata de una versión común y corriente.

La parte mecánica es la más importante, ya que el motor del Sandero RS es un cuatro cilindros de 2.0 litros montado transversalmente. Se trata de la quinta generación del F4R, mismo que monta el Duster y el Fluence, pero con algunas modificaciones para aumentar su potencia a 145 CV en torno a las 5.750 rpm y un torque de 195 Nm a 3.750 vueltas. Está acoplado a una transmisión manual tradicional de seis relaciones, presumiblemente la misma que equipa el Duster, pero con otra relación de engranajes, más cortos entre 1ª y 4ª velocidad para ganar aceleración rápidamente, dejando la 5ªy 6ª para velocidades crucero mantenidas.

Otra de las virtudes del Sandero RS 2.0 es la suspensión; McPherson en el eje delantero y con una gruesa barra de torsión. En la parte trasera encontramos un eje torsional en forma de H con brazos de control y también con barra estabilizadora. Los frenos también son más grandes que en el Sandero 1.6, y son de disco en las cuatro ruedas; los delanteros son ventilados de 280 mm y los traseros sólidos de 240 mm y cuentan con ABS, EBD, ESP, ASR (Control de Tracción). En materia de seguridad está equipado con airbags para conductor y pasajero.

El Sandero RS nos ofrece todas las amenidades que el consumidor de este segmento busca y que además ya son un detonador de compra. Una pantalla táctil de 7 pulgadas colocada en el centro del tablero, que es compatible con el sistema Media NAV que ofrece vínculos con Smartphones vía Bluetooth, con audio streaming, navegación satelital y acepta el sistema de reconocimiento por voz SIRI para los iPhone y cuenta con el sistema AHA que permite consultar redes sociales, escuchar radio satelital y acceder a los mapas.

 

Nuestras primeras impresiones:
 

Pudimos manejar durante un corto período el Sandero RS en la pista de Amozoc, Puebla, en México (que cuenta con homologación FIA). Un trazado técnico, con zonas rápidas y curvas demandantes en donde pudimos exprimir un poco las capacidades del RS.

La aceleración es contundente, constante y no defrauda: hace el 0 a 100 km/h en un poco más de 8 segundos y la velocidad tope ronda los 200 km/h. Los tiros de la palanca de cambios son cortos, y como lo explicamos líneas arriba el engranaje entre 1ª y 4ª es corto, permitiendo aceleraciones concretas y divertidas dado el peso reducido del vehículo, que detiene la báscula en un poco más de 1.100 kilos.

El Sandero RS cuenta con un selector que le permite al conductor elegir tres modos de manejo con tan solo pulsar un botón, el primer modo es el denominado NORMAL, el segundo es SPORT y el tercero denominado SPORT+ en donde se desconecta el control de estabilidad en pro de un manejo deportivo y divertido.

Sin duda un producto interesante y divertido, que llevará un poco de la pasión deportiva de Renault a un segmento de clientes que normalmente no puede acceder a vehículos picantes. El Sandero RS 2.0 se lanzará en nuestros país a mediados de 2016, y todo indica que lo hará en una única versión.

 

 

 

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos