Autos ecológicos

¿Cómo se crea un auto eléctrico con 300 km de autonomía y precio competitivo?

Hablamos con el Jefe de Desarrollo del nuevo Chevrolet Bolt EV quien nos contó sobre su desarrollo y el futuro del auto.

¿Cómo se crea un auto eléctrico con 300 km de autonomía y precio competitivo?

Al parecer el futuro de los autos está en la electrificación y muchas marcas ya están poniendo sus esfuerzos en tener un modelo que funcione 100% a baterías. Los resultados son muy dispares, por un lado tenemos a los poderosos y caros Tesla, por el otro, adaptaciones de autos ya existentes. Sin embargo, la nueva generación de autos eléctricos está haciendo su aparición con dos características; tienen plataformas específicas y una autonomía mucho más amplia.

El nuevo Chevrolet Bolt EV pertenece a la nueva camada de autos 100% eléctricos, pero con dos particularidades, puede recorrer más de 300 km con una carga y se enfoca en lograr un precio final competitivo. Durante el Salón de Detroit 2016 tuvimos oportunidad de entrevistar a Stephen Poulos, Ingeniero en Jefe del Bolt EV quién nos contó varias “intimidades” de uno de los grandes lanzamientos de Chevrolet en el NAIAS.

 

¿Cuál es la gran diferencia de la nueva camada de autos eléctricos como el Bolt EV?

Chevrolet está siendo pionera con los autos eléctricos que realmente se pueden usar en la vida cotidiana, tenemos el Volt que presenta su segunda generación y que es casi el único de su especie, y también el Bolt EV que es 100% eléctrico y logra la cantidad de kilómetros muy superior a la de otros modelos de su tipo. Si bien no declaramos cuanto, sabemos que puede recorrer más de 320 km con una carga, y en ese nivel de alcance el usuario simplemente se sube al auto y lo usa, sin necesidad de hacer cálculos de a dónde va a ir para saber si le alcanza la autonomía. El Bolt EV se maneja como un auto convencional para el 95% de lo que uno haría en un área metropolitana grande, y si se quiere cruzar el país, en EE.UU. la gente normalmente tiene otro vehículo.

Chevrolet va a ser la primera marca en comenzar la segunda generación de autos eléctricos de largo alcance y lo vamos a hacer con un muy buen precio porque los vehículos eléctricos actuales de gran autonomía son muy caros. Sé que en estos momentos está enfocado en EE.UU., en Europa y en China donde el mercado para estos vehículos está creciendo, pero tengo esperanza que pronto los gobiernos de América Latina comiencen a incentivar el uso de modelos eléctricos.

 

Nos comenta que el precio del Bolt EV va a ser muy competitivo, ¿cómo sería comparado con un auto convencional similar?

Es difícil de comparar al Bolt EV porque es chico por fuera, pero muy grande por dentro, entonces habría que medirlo con un mediano y en ese sentido son similares, teniendo en cuenta que el gobierno da incentivos de USD 7.500.

 

¿Cómo se manejan con las baterías, son por leasing como hacen otras marcas?

Se compra todo junto y tiene una garantía de 8 años y 100.000 millas (161.000 km). También hay leasing del vehículo completo.

 

¿Cuál es la novedad tecnológica que les permite reunir esta autonomía con un precio competitivo?

La batería es la parte primaria, pero hay que integrar al vehículo por completo para llegar a los más de 320 km. Pusimos mucho trabajo en la eficiencia del motor eléctrico, en la aerodinámica y en los neumáticos; pero también queríamos producir un auto que sea placentero de manejar, por eso lo más importante fue el trabajo en la batería. No solo logramos una gran capacidad de almacenamiento, sino que se mantenga la misma potencia aun cuando queda poca carga y a lo largo de la vida útil de la batería.

 

¿El desarrollo de las baterías es propio de Chevrolet o se realizó junto a algún socio?

En GM tenemos capacidad completa para hacer las baterías, generalmente compramos la células. En el caso del Bolt EV viene de LG y es un desarrollo específico en el que participamos muy cerca de ellos.

 

¿Veremos la recarga inalámbrica dentro de poco?

Se puede hacer en cualquier auto, pero requiere varias modificaciones, tanto en el vehículo como en la casa del dueño ya que hay que colocar un dispositivo debajo del suelo de su garaje. Imagínese que pasa después de algunos años cuando cambie la tecnología y tenga que volver a romper el piso.

Vamos a estar atentos ante la necesidad de la gente, pero también hay que pensar que ocupa espacio y añade peso en el vehículo, y la eficiencia no es tan buena como utilizar cables. A largo plazo seguramente llegue, pero tiene que madurar en una manera práctica para que la gente no se arrepienta de hacer la inversión.

 

¿Qué pasa cuando las baterías agotan su ciclo de vida?

En muchas de nuestras baterías se pueden cambiar módulos independientes y así se obtienen varios años más de funcionamiento sin tener que reemplazar el conjunto entero. Otra solución es darle un segundo a las baterías, que ya pueden dar poca autonomía en un auto, pero ser excelentes en otras aplicaciones como en edificios u hospitales. Además, estas baterías son de litio y no de plomo que sí es problemático.

 

¿Se está avanzando en los sistemas de recarga para que los autos 100% eléctricos puedan reemplazar a los que tienen motores de combustión?

Que desaparezcan los motores convencionales va a tomar mucho tiempo, aún si se dejaran de fabricar hoy, hay tantos que tardarían décadas en extinguirse. Ya superamos el límite de hacer funcionar al auto eléctrico como vehículo cotidiano, lo que queda es una autonomía que permita hacer viajes de largo alcance. Eso depende de tener una red de cargadores de alta potencia y varias las compañías están tomando ese camino, lo que pasa es que el usuario solo puede viajar por determinados itinerarios.

 

Ya que la batería permite otras disposiciones mecánicas, ¿esto seguirá evolucionando en el diseño de los autos?

A nosotros nos llegó el regalo de navidad porque tener la batería debajo del auto mejora el centro de gravedad y libera espacio en la cabina. En el Spark EV tuvimos que adaptar un vehículo que ya existía, con sus complicaciones, pero con el Bolt EV nos da mucha flexibilidad.

 

¿En qué plazos estiman que este tipo de autos puedan llegar a introducirse en América Latina?

Creo que depende de América Latina. Ya han habido pequeñas entradas en los momentos que algunos gobiernos han decidido darle alguna ventaja, pero no ha sido muy fuerte. Creo que hace falta algún estímulo para que se empiece a mover y una vez que la gente tenga la experiencia de utilizar autos 100% eléctricos, que no hacen ruido y aceleran muy bien, no va a querer volver a los convencionales.

Hernando Calaza, enviado especial recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos