Test drive

Exclusivo: manejamos el nuevo Audi A4 en Italia

La experiencia premium que ofrece es simplemente inmejorable.

Exclusivo: manejamos el nuevo Audi A4 en Italia

El Audi A4 existe con este nombre desde 1994, por lo que contando a la más reciente entrega tenemos un total de cinco generaciones. Sin embargo, la participación de la marca en este lucrativo segmento es bastante más antigua, comenzando en 1972 con el Audi 80. Considerando la producción de ambos modelos Audi ha fabricado más de 12 millones de unidades.

Para el nuevo Audi A4 la marca ha jugado a lo seguro con un notable parecido con su predecesor. No obstante lo anterior; plataforma, estampados, interiores y mecánica son completamente nuevos, por lo que en el nuevo Audi A4 el 90% de las piezas son diferentes en relación con su predecesor.

Viajamos hasta la antigua y bella ciudad de Venecia en Italia para conocer de primera mano al nuevo Audi A4

 

Experiencia completamente premium

Durante mucho tiempo se ha comentado que al no ofrecer un planteamiento mecánico de tracción posterior como Serie 3 o Clase C, el Audi A4 no es un verdadero Premium; sin embargo, luego de convivir con él en las rutas de la periferia de Venecia tengo que confesar que la experiencia que entrega podría ser incluso superior a la de sus clásicos competidores germanos.

Además de un habitáculo construido con materiales de primer nivel, inserciones metálicos o de madera, así como tapizado de cuero, encontramos una legión de amenidades que hacen de los trayectos no solo muy seguros, sino sumamente agradables.

Empemos por el cluster de instrumentos que emplea el nuevo Virtual Cockpit, esa inmensa pantalla TFT de 12.3” que ya conocimos en los nuevos TT y Q7, y que despliega información relativa al navegador, asistencias del conductor, sistema de info–entretenimiento, etc. Dicho display es configurable a gusto del conductor y ofrece unas gráficas de resolución impresionante.

El MMI por su parte es de nueva generación y cuenta con reconocimiento de escritura, así como la función de pellizcar que tan útil resulta en las pantallas de los smartphones para hacer zoom a cualquier elemento que estemos visualizando, en este caso, en la pantalla de 8.3 pulgadas ubicada en la parte superior central del tablero y que sorpresivamente no es retráctil.

Mención aparte merecen los nuevos controles para el climatizador de hasta tres zonas, que cuentan con una botonera con dos etapas de funcionamiento. Con apenas tocar el botón, el display monocromático nos muestra una opción diferente para cada tecla que al oprimirla por completo se activa. Asimismo, la temperatura de cada zona se despliega en el mando circular desde donde se puede elegir el nivel deseado para cada caso.

En la consola central, bajo el reposabrazos, se encuentra un nuevo dispositivo denominado Audi Phone Box, en donde además de ofrecer unos puertos USB se encuentra un espacio destinado para el teléfono móvil con capacidad para cargarlo por inducción.

De manera opcional está disponible un sistema de entretenimiento denominado Audi Tablet, que consiste en dos tablets desmontables de tan excelente calidad que bien podrían poner en ridículo a un ipad y desde donde se puede navegar por Internet, conectar videojuegos, así como tener acceso al navegador o información del vehículo.

Además de todo lo anterior, el nuevo A4 es un vehículo 100% conectado, ofrece conexión 4G LTE con Hot Spot, y aprovecha esta funcionalidad para conectarse con Google, ofreciendo así un servicio de búsqueda más intuitivo. Por su parte, los mapas lucen impresionantes gracias a que la conexión con Google toma las imágenes del servicio Google Earth. El Audi Smartphone Interface permite además enlazar nuestro teléfono móvil y gozar de compatibilidad absoluta gracias a los sistemas Carplay de Apple y Android Auto.

Además de lo anterior, el nuevo A4 ofrece una calidad de marcha impecable, es increíblemente refinado y confortable. Una vez que entramos a la autopista, pudimos constatar que se planta con tal aplomo, que a velocidades de 160 a 180 km/h transmite una sensación como si rodáramos a poca velocidad, mientras que no se filtra nada de ruido. Al llegar al primer camino sinuoso que estaba flanqueado por unas encantadoras casitas, que en lugar de jardines comunes y corrientes tenían viñedos, también demostró que es noble, predecible y bastante ágil.

 

Más cerca de la conducción autónoma

El nuevo Audi A4 cuenta con una gran cantidad de Asistencias al Conductor que se derivan del programa Piloted Driving o conocido popularmente como conducción autónoma y que dependen de la gran cantidad de sensores ultrasónicos, cámaras, radares y toneladas de electrónica. Empezando por un más moderno y capaz asistente de estacionamiento, pasando por otros elementos muy interesantes como el de detección de peatones, ciclistas u otros vehículos, así como la alerta para dar vuelta.

Sin embargo, las dos tecnologías más destacadas son el Cruise Control con Predictive Efficiency Asistant, que ayuda al conductor a obtener el mejor rendimiento de combustible posible. Este sistema se vale de sensores, radares y GPS para detectar las condiciones del tráfico y camino como por ejemplo; curvas próximas, o bien si viene una subida, bajada para acelerar, frenar y efectuar los cambios que permitan obtener el consumo óptimo.

Adicionalmente también el mismo Cruise Control cuenta con una función denominada Traffic Jam Assistant, que permite al conductor definir una distancia con respecto del vehículo que circula enfrente y el auto acelera o frena como sea necesario. Sin embargo, y gracias a que no solo monitorea al auto de enfrente, sino también las líneas del carril y estructuras de la vía pública, es capaz de girar el volante de manera automática de acuerdo a los requerimientos, incluso si éstos demandaran efectuar alguna maniobra evasiva, ya que es capaz de seguir la trayectoria del vehículo frontal independientemente de las líneas del carril.

 

Nueva Plataforma

El A4 emplea la plataforma MLB Evo - Modular Longitudinal Matrix-, que para esta nueva generación ofrece una serie de ventajas no solo desde el punto de vista de manufactura, sino también de cara al consumidor. Para empezar, es hasta 120 kilos más ligero que su predecesor, lo que deriva en inmensas ganancias en términos de eficiencia y dinámica. Asimismo esta nueva plataforma es tan versátil que permite al fabricante emplear estructuras principalmente de acero como es en este caso, o bien, una construcción híbrida de aluminio y acero como sucede en Q7, e incluso completamente de aluminio.

Adicionalmente es capaz de acomodar prácticamente cualquier tren motor existente, ya sea nafta, diésel, híbrido plug-in o incluso 100% eléctrico.

Adicionalmente, esta nueva MLB Evo hace del A4 el más grande de la categoría, superando por 93 mm y 40 mm a los Serie 3 y Clase C, respectivamente. Ofrece 24 mm más de espacio para cabeza y 23 mm para las piernas que antes en el banco trasero, mientras que la capacidad de carga es de 480 litros.

 

El más aerodinámico

Aunque el nuevo A4 luce parecido a su antecesor, con claras diferencias en parrilla o grupos ópticos, cuando lo observamos con mayor detenimiento notamos que los estampados son completamente nuevos. Los diseñadores invirtieron grandes cantidades de tiempo para lograr una de las carrocerías más eficientes desde el punto de vista aerodinámico que hay en el mercado, mejorando fácilmente a las de sus rivales directos.

El nuevo Audi A4 ofrece de un coeficiente de penetración al viento de apenas 0.23 que no solo impacta positivamente en el rendimiento, sino que reduce los ruidos producidos por el viento a tal grado que según Audi ofrece niveles de insonorización equivalentes a los del A8. No tenemos razón para cuestionarlo, ya que durante el tiempo en que lo manejamos constatamos que es sumamente silencioso.

 

Nuevos Motores

La gama de motores es bastante amplia, con 4 opciones diésel y 3 más nafteras. En la parte de entrada encontramos un 1.4 litros TFSI de 150 CV. El motor intermedio es un nuevo y sumamente interesante 2.0 L también turbo y de inyección directa que funciona con un ciclo de combustión que Audi denomina como B y que es en realidad una modificación al ciclo de Miller con lo cual es capaz de entregar cifras de rendimiento equiparables a las de una motorización gasolera. La potencia es de 190 CV, sin embargo, lo realmente relevante es que según la firma es capaz de consumir 4.8L/100 km o de recorrer hasta 20.8 km/l.

Finalmente tenemos otro 2.0 litros TFSI con 252 caballos asociado al sistema de tracción integral quattro. La transmisión es S-Tronic de 7 marchas en todos los casos.

Es difícil saber cuándo llegará al país la nueva generación del Audi A4 y más aún cuáles serán los precios, pero estimamos que su arribo será en 2016 y que su valor no desentonará con la oferta de sus principales rivales Premium alemanes.

 

 

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos