Autos ecológicos

Volkswagen ya cuenta con dos fábricas dedicadas a la movilidad eléctrica

A la ubicada en Alemania sumó otra en Tianjin, China, que servirá para abastecer las fábricas de vehículos cero emisiones del grupo en el país asiático.

Volkswagen ya cuenta con dos fábricas dedicadas a la movilidad eléctrica

Volkswagen Group Components es una división independiente que pertenece al Grupo Volkswagen y que se especializa en desarrollar y fabricar componentes estratégicos para la producción de los modelos de todas las marcas del conglomerado alemán. Cuenta con 60 plantas en todo el mundo divididas en cinco áreas de negocios, una de ellas dedicada a los elementos para los vehículos eléctricos.

La noticia que hoy nos compete llega de dicha área electrificada, ya que el departamento acaba de reabrir una planta del conglomerado alemán. Se trata de la de Tianjin, China, que desde 2012 se especializaba en producir transmisiones y que de ahora en más se enfocará en producir los componentes con que se armarán todos los autos eléctricos que Volkswagen y sus marcas produzcan y vendan en el Gigante asiático.

Las labores a realizarse en Tianjin

En la planta china se producirán el motor APP 310 y la plataforma MEB, componentes cruciales para la fabricación de las versiones derivadas del nuevo ID.4: los ID.4 CROZZ e ID.4 X, ambos listos para producirse en el país asiático, donde se encuentra nada menos que el mayor mercado de autos eléctricos del mundo. La fábrica de Tianjin también realizará otras partes para los futuros modelos eléctricos que se lancen en dicha nación.

En cuanto al motor APP 310, podemos decir que es parte de la nueva tirada de impulsores eléctricos del grupo y que se trata de un motor síncrono de imanes permanentes que incorpora la transmisión en la misma estructura, y que entrega 150 kW de potencia (204 CV) y 310 Nm de torque. Se acopla perfectamente a la batería dentro de la estructura de la plataforma MEB.

Más plantas dedicadas a la movilidad eléctrica

Con la reapertura de la fábrica de Tianjin el Grupo Volkswagen libera la carga que hasta hoy recaía exclusivamente en la planta alemana de Kassel, donde se producen las partes de los autos cero emisiones que se venden en Europa y Norteamérica. Entre ambas sedes se espera fabricar 880.000 motores eléctricos al año, para en 2023 elevar la capacidad a 1.4 millones.

¿Qué te parece la decisión de Volkswagen? ¿Creés que van en la dirección correcta? ¡Dejanos tu opinión en los comentarios!

Cuéntanos que opinas