Lanzamientos

Lo mejor del Salón del tuning SEMA

Un Salón donde se lleva a los autos al extremo de la potencia, desempeño, imaginación y gusto de los preparadores.

Lo mejor del Salón del tuning SEMA

El tuning es una apreciación del arte en los autos muy personal. Existen preparaciones de ensueño que llevan a un coche de serie a nuevos niveles de desempeño y apariencia como es el caso de Brabus en Alemania, Spoon en Japón, etc., pero el Salón SEMA en Estados Unidos suele destacarse por las alocadas ideas de los expositores.

Un ejemplo claro de esto es la foto de arriba que acompaña estas letras, un Caprice decorado con Bob Esponja, sin duda no hace reir, puede hacer soñar a un niño pero en general bien puede catalogarse como blasfemia. Como dije es una expresión MUY personal del arte y en este caso el auto es el lienzo.

Pasando a cosas más serías nos encontramos al Lingenfelter Pontiac LTA 455 Trans Am y al Kevin Morgan´s Trans Am Concept, dos preparaciones asentadas en el Camaro que buscan revivir el deportivo norteamericano, fuera de la pintura y frente de ambos seguimos adivinando que es un Camaro por lo que su idea cae al segmento de los “uno más del montón”, se ven bien pero no logran traer al Trans Am a la era moderna. Si se interesan por el motor el Lingenfelter es el que ofrece 655 CV gracias a su bloque de 7.5 litros, un caramelo para los ecologistas, sin duda.

Hablando de unidades sin mucho sentido pero si muy atractivas a la vista nos encontramos con las Chevrolet Silverado ZR2. Si estas siglas le parecen familiares es porque pertenecen al Cadillac CTS-V y al Vette ZR1, aunque este último con más caballos. Dicha unidad cuenta con partes de la carrocería hechas en fibra de carbono que brindan mayor ligereza pero el manejo en asfalto se ve comprometido por los neumáticos tan altos destinadas al off-road pero con tal potencia es complicado creer que sirva para trabajar, usarla de vehículo para el día a día o llevar a los niños por la mañana a la escuela.

Ford anteriormente ya había anunciado a su estrella que presentaría en el Salón, un Hot Rod que cambiaba su clásica mecánica V8 por un V6 Ecoboost, pero por desgracia esta coupé del ´34 no arrojó mayores datos de prestaciones de sus 3.5 litros turbo (un Hot Rod turbo, como han cambiado los tiempos) que generan 400 equinos de potencia.

Jeep, no podía quedarse atrás y en años pasados han sorprendido con diseños funcionales y extremos como lo fue el Hurricane, con ruedas direccionales independientemente. Pero ahora parece que simplemente se dieron a la tarea de pasar el compromiso presentando el Lower Forty, que es algo así como el buggy de Jeep. Neumáicos de 40” (...) motor V8 HEMI de 5.7 litros que regala 390 CV aunque no informan del torque que va a parar a las cuatro ruedas. Un vehículo pensado para la diversión estilo BAJA 1000 o subir a la montaña por el lado más agreste.

La submarca económica de Toyota denominada Scion que se comercializa con gran éxito en EEUU ya cuenta con gran cantidad de adeptos que lo modifican pero existen preparadores profesionales que buscan lucirse en el SEMA, conversiones a pick ups, convertibles, deportivos nos hacen recordar al viejo Escarabajo.

En la galería que acompaña a esta nota podremos ver un Fiat del año romántico del ´59, que ha sido convertido en un auténtico Frankenstein por los preparadores de Legacy Innovations. Nuevo chasis cromo-molibdeno, neumáticos de competición Hoosier y un nuevo motor V8 de 7.0 litros hacen que este Fiat con 725 caballos de fuerza sea uno de los dragsters más pequeños jamás creados (o una pequeña caja fúnebre con ruedas).

Subaru, siendo uno de los más grandes referentes en este segmento no podía quedarse atrás con sus diversas versiones del Impreza o el Legacy GTk, que cuenta con mejoras mecánicas gracias a Specialized Vehicles Inc., que le dan 300 CV de potencia máxima, que son pocos en comparación con los “animales” arriba señalados, pero cuenta con un detalle poco visto en un sedán, que es la adaptación en la parte trasera de un kart de competencia por si las ayudas electrónicas nos aburren y buscamos emociones aún más fuertes.

El penúltimo auto que debe de presentarse es otro Subaru denominado TRAX STI hecho para el loco piloto Ken Block, que nos regala un Impreza con “patas de oruga”, olvídense de la velocidad pero con el podrán divertirse mucho en la nieve gracias a sus 400 caballos que son destinados principalmente al torque.

Desde mi perspectiva el mejor auto que equilibra la estética, potencia e ingeniería es el Rhys Millen Racing, Genesis Coupé que monta un motor central al puro estilo del viejo rey, el Honda NSX. Además dicho nuevo motor es un bloque V8 de 4.6 litros que brindan 500 CV que llegan a nuestra mano gracias a la transmisión secuencial de 5 velocidades.

La importancia de este cambio radica en la ingeniería que se utilizó para cambiar la geometría del vehículo, así como los valores de sus frenos, torsión de chasis, refrigeración, etc., recordemos que si cambiamos la potencia del auto por cualquier medio debemos considerar que los frenos y dirección se verán afectadas.

Y sí, Ford también presentó una legión de Mustang al igual que Chevrolet una de Camaro, pero nada que sobresaliera. Todo parece indicar que la crisis también afectó la creatividad de los preparadores, que nos van a quedar debiendo mucho para la edición 2010.

Comentarios: ricardo@autocosmos.com
Fotos: AB/ DrewPhillips

Cuentanos que opinas