Automovilismo

F1 Verstappen tuvo dificultades para sacar el registro

El hoy campeón del mundo corría en la Máxima ¡pero no podía manejar autos de calle!

F1 Verstappen tuvo dificultades para sacar el registro

Hace apenas unos días, la Fórmula 1 consagró a un nuevo campeón del mundo: Max Verstappen. De 24 años, el hoy representante de Red Bull nunca pasó desapercibido por la Máxima, y no por ser el hijo de un ex piloto (Jos Verstappen), sino porque fue (y sigue siendo), el más joven en debutar en la categoría.

El nacido en Bélgica pero nacionalizado holandés disputó su primer Gran Premio en Australia, a principios de 2015, con solo ¡17 años! Por su precocidad, la F1 y la FIA debieron modificar los requisitos que debe cumplir todo aquel que quiera competir en la especialidad. Pero esa es otra historia.

Lo curioso del asunto es que, durante buena parte de su temporada inicial, Verstappen contó con la superlicencia para manejar uno de los autos más veloces del mundo pero no podía movilizarse por las calles de su ciudad. Claro, al ser menor de edad, estaba imposibilitado de sacar el registro.

El día de la prueba

Finalmente, el 30 de septiembre de 2015 “Super Max” cumplió 18 años. Ese mismo día, publicó en sus redes sociales una foto en la que se lo ve al mando de un Renault, junto a la frase “Legal para manejar. Nacido para correr! #LicenciadeManejo”.

Aparentemente, por la mañana de aquella jornada Verstappen realizó la prueba práctica, tras haber aprobado la teórica unos meses atrás. Eso sí: lo que a priori debería haber sido sencillo para un joven que maneja a 320 km/h cada dos semanas, no lo fue tanto, según contó el propio holandés.

Para empezar, el hecho de ser hijo de un ex piloto de F1 y de competir en la misma categoría no le generó ningún beneficio: “Yo había llevado gorras y remeras mías, pero al instructor no le importó. Estaba muy serio y noté que no me iba a ayudar en nada”, contó en una entrevista hecha para su canal de YouTube.

En el examen, que duró 45 minutos, el hoy campeón del mundo reconoció haberse equivocado en dos ocasiones: “En un momento debía doblar a la izquierda, pero lo hice a la derecha. Me dio vergüenza”, expresó. Luego, admitió: “Una vez no le cedí el paso a los peatones”, aunque se excusó señalando que “ni siquiera estaban esperando para cruzar”.

Afortunadamente para él, el resto del test lo realizó sin problemas, lo que fue suficiente para que pudiera sacar el registro con 18 años recién cumplidos. 

Durante buena parte de su primer año en la F1, Verstappen manejaba en las pistas pero no podía hacerlo en la calle.

Ahora te toca a vos: ¿Conocías esta historia de Verstappen? ¿Qué fue lo que más te sorprendió? Compartí tu opinión en los comentarios, siempre con respeto.

Cuéntanos que opinas