Novedades

¿Por qué algunas personas usan guantes para manejar?

Parecen un accesorio vintage, pero tienen su función.

¿Por qué algunas personas usan guantes para manejar?

Si te das una vuelta por sitios que venden accesorios para el automovilismo seguramente te vas a encontrar con guantes, tanto modernos como con estética vintage. Pero lo cierto es mucha gente duda si son realmente necesarios o simplemente un capricho estético.

Un poco de historia

No hay que ser nerd de los autos para poder intuir la importancia de los guantes a la hora de manejar, fijate sino que hasta la famosa "guantera" le debe su nombre a estos. Lógicamente, en tiempos de antaño había muchos factores que hacían realmente necesario el uso de guantes para cubrir nuestras manos:

Los autos no eran herméticos (y mucho menos los deportivos)

Antes, los autos con suerte tenían un techo de lona y un parabrisas. El frio en velocidad (por el viento) o por el clima, te podía hasta partir los nudillos. Si no, preguntale a alguien que maneja motos por qué usa guantes.

El diseño del volante

Casi todos los autos clásicos tienen un volante duro, liso y delgado. En un inicio eran de metal y luego de madera. Y hoy, que estamos acostumbrados a otro tipo de manufactura, la diferencia se nota bastante. He tenido la fortuna de manejar algunos autos clásicos (desde un Peugeot 404 hasta un Mustang de primera generación) y probablemente lo que más me ha costado es justamente eso, usar el volante, porque no siento nada de grip en las manos. Obvio que mucha gente dirá que es algo a lo que uno se acostumbra, pero convengamos que si me pongo en el lugar de un usuario promedio de auto moderno y no en el fanático que le perdona todo a su auto de colección, es incómodo.

La mecánica y ergonomía

Los esquemas de dirección antes eran muy pesados y el volante no siempre tenía la posición más ergonómica, lo que significa que además de ser un poco más incómodo de agarrar, había que hacer más fuerza. Imaginate eso mismo pero en un auto deportivo donde tenés que volantear y corregir con mayor frecuencia.  Y lógicamente, un volante duro, delgado, que cuesta tomarlo de manera cómoda, que además se nos puede deslizar fácilmente con el sudor de las manos, requiere algo de ayuda especial. Por eso un buen guante de manejo protege nuestras manos, nos permite conducir un auto clásico con seguridad, con mayor superficie de agarre, nos evita lesiones, nos cuida del frio y además nos da estilo.

¿Pero qué pasa hoy?

La tecnología y la ingeniería ha avanzado a grandes pasos en todos los ámbitos de la fabricación de un automóvil. Y si se trata de volantes, es cosa de que nos vayamos al extremo y veamos el espantoso "Yoke" que diseñó Elon Musk para las versiones más altas del Model S: una especie de timón recortadísimo que nos recuerda al volante de K.I.T.T. (Knight Rider).

Hoy, los volantes son muy distintos, al igual que los esquemas de dirección. Son más ergonómicos, más pequeños, con empuñaduras más gruesas y en el mejor de los casos, tapizados con cuero o Alcántara. Incluso, en autos de lujo, el volante puede equiparse con calefacción. Y ni hablar de la dirección, con sistemas electromecánicos que hacen que maniobrar sea muy sencillo, en algunos casos ni siquiera se necesita dar tantos giros al volante. Incluso podríamos sumar el hecho de que tampoco se suele tener que usar una palanca de cambios, porque la gran mayoría de los autos son automáticos. Como el esfuerzo es mínimo, la fatiga también es mínima.

Entonces ¿realmente se hace necesario usar guantes para manejar? Puede ser que aquí quede a la preferencia de cada persona o del contexto. Por ejemplo, los pilotos profesionales deben seguir usando guantes, porque es una medida de seguridad y protección. Pero si salís con tu auto a la ruta o lo querés manejar en alguna instancia deportiva más amateur donde el tiempo en pista es muy limitado, en muchos casos los guantes te sobran.

En lo personal, me ha pasado que al subirme a un auto con un volante muy grueso (BMW) o tapizado en Alcántara (AMG, Audi), usar guantes llega a ser molesto, porque el volante ya por sí solo te ofrece excelente agarre, entonces los guantes te "aíslan" de la experiencia. También he oído que muchos siguen usando guantes porque así no se gasta tanto el cuero o la Alcántara del volante, lo que permite preservarlo de mejor manera (ideal para coleccionistas). Otros los usan para quitarle stress a las manos, tras muchas horas empuñando al volante . Y claro, también es completamente válido que simplemente te guste la sensación de los guantes y los uses porque si y punto.

Y a vos, ¿Te gustan los guantes de manejo? ¿Los usás?

Cuéntanos que opinas