Autos ecológicos

Lunaz revive dos clásicos de Rolls-Royce y los hace eléctricos

Mientras que por afuera son iguales a los producidos por la marca británica 60 años atrás, por adentro fueron adaptados a la actualidad.

Lunaz revive dos clásicos de Rolls-Royce y los hace eléctricos

Son tantas las ventajas de tener un vehículo eléctrico que hasta las restauraciones o creaciones de autos clásicos se están sumando a la movilidad cero emisiones. Esta vez fue Rolls-Royce la marca elegida por el preparador Lunaz para convertir dos de sus modelos vintage en autos 100% eléctricos, para así cautivar a aquellos coleccionistas que buscan un coche que combine el pasado con el futuro.

Aplicando la misma fórmula que utilizó en autos clásicos de Jaguar y Bentley, Lunaz eligió a los Rolls-Royce Phantom V y Silver Cloud para producirlos de nuevo, con la salvedad de que son impulsados por un motor eléctrico en vez de uno a combustión. Limitados a 30 unidades, este par de vehículos cuentan con un sistema -patentado por Lunaz- compuesto por un paquete de baterías con capacidad de 120 y 80 kWh de acuerdo al modelo, lo que garantiza una autonomía de más de 480 kilómetros.

Rolls-Royce Phantom V

Estéticamente, el Phantom V 1961 de Lunaz revive a la perfección las proporciones de épocas pasadas y brinda una presencia inconfundible gracias a su esquema de pintura de dos tonos. Adentro conserva los mismos elementos del vehículo original, como es el caso del teléfono de baquelita rosa situado entre los pasajeros de la fila de asientos traseros, tapizado de cuero y decoraciones de madera.

La originalidad va acompañada de tecnologías modernas como el sistema multimedia -que cuenta con navegación-, audio de alta fidelidad, aire acondicionado, dos pantallas para los pasajeros de atrás e incluso un servicio de bar.

Rolls-Royce Silver Cloud

Considerado como uno de los sedanes más bellos de la historia, esta réplica conserva el diseño del original. Si bien tiene el mismo sistema eléctrico del Phantom V, la batería es de 80 kWh, lo que en teoría le brindaría una menor autonomía. Sin embargo, al ser un vehículo más ligero con una sola carga puede realizar la misma distancia que el Phantom V.

Además de modernizar el tren motriz, acá también Lunaz adaptó el interior a los tiempos actuales, al incorporar telecomunicación por satélite, WiFi, sistema multimedia y de navegación. Además, mejoró el sistema de frenado, suspensión, dirección y electrónica.

Este par de Rolls-Royce eléctricos de Lunaz están disponibles a un precio inicial de 350.000 libras esterlinas para el Silver Cloud -USD 467.845- y de 500.000 -USD 668.350- para el Phantom V.

¿Qué te parecen estos Rolls-Royce eléctricos? 

Cuéntanos que opinas