Automovilismo

WRC 2022: ¿Cuán potentes serán los autos híbridos?

La incorporación del motor híbrido a los coches del Campeonato Mundial de Rally no solo los mantendrá a la altura de la tecnología empleada en los autos de calle, sino que les dará una potencia inédita.

WRC 2022: ¿Cuán potentes serán los autos híbridos?

Resulta más que impresionante ver como en los últimos años la electrificación está invadiendo a la industria automotriz. Toda esta revolución se inició en 1997 con el debut del Toyota Prius, el primer vehículo con sistema híbrido, y 13 años después tuvo como segundo hito la comercialización del Nissan Leaf, el primero totalmente eléctrico de producción masiva.

Además de hacerse presente en las calles, la movilidad eléctrica también llegó al automovilismo gracias a la aparición de la Fórmula E, en 2014. En la actualidad, una de las categorías que seguirá los pasos de la de monopostos será el WRC -Campeonato Mundial de Rally-, que a partir de 2022 sumará la tecnología híbrida en los autos de su divisional mayor, que pasarán a denominarse Rally1. Gracias a esto, los autos serán más potentes que nunca, ya que combinarán la potencia del actual motor de combustión de 1.6 L turbo con uno eléctrico.

Considerando que el cuatro cilindros seguirá siendo el mismo y que el impulsor eléctrico genera 100 kW (134 CV), los coches gozarán de más de 500 CV, una cifra sumamente elevada si se tiene en cuenta que los modelos actuales ya son bastante potentes y rápidos.

Con el objetivo de homologar los sistemas híbridos y reducir costos, los componentes eléctricos serán proporcionados por un proveedor único. Por otro lado, el motor a combustión simplificará el turbo, se reducirá el número de ipmulsores disponibles por año, se congelarán algunos componentes mecánicos y se limitará la aerodinámica. También habrá cambios en la suspensión -su recorrido será limitado- y en los amortiguadores -más simples-. Si bien mantendrán la tracción total, los autos dispondrán de un sistema de transmisión más simple, con cinco cambios y sin diferencial central activo.

Todas estas modificaciones tendrán como objetivo reducir el peso de los autos al máximo, para compensar la inclusión del sistema eléctrico y las baterías.

Cuéntanos que opinas