Tecnología

Porsche utilizará la impresión 3D para hacer butacas personalizadas

La marca lo implementará en butacas que contarán con similitudes a las empleadas en el automovilismo.

Porsche utilizará la impresión 3D para hacer butacas personalizadas

Porsche trabaja en el desarrollo de una personalización exclusiva para sus vehículos deportivos: una tecnología que permitiría crear asientos impresos en 3D con la forma del cuerpo del cliente.

Hablando en forma estricta, la marca trabajó con una impresora 3D sobre la zona central del asiento. Esta parte de la estructura que cubre la zona de contacto del pasajero con la butaca, podría llegar a presentarse con tres niveles de rigidez (duro, medio y blando), a elegir por los clientes.

Con esta nueva tecnología, el fabricante de Stuttgart ratifica su estrecha relación con el mundo del automovilismo, en donde estas butacas son moneda corriente, a la vez que se las ofrecerá a sus clientes como una nueva opción de personalización. Además de ofrecer una ergonomía similar a la que tienen los asientos de los autos de carreras, los de Porsche ofrecerán un diseño único, siendo más livianos y confortables que los de serie.

“El asiento es el nexo entre el hombre y el auto, un elemento importante para una conducción deportiva y precisa. Por ese motivo, los especialistas le brindan a los pilotos un diseño personalizado de asiento. Con el asiento deportivo e impreso en 3D con la forma del cuerpo, damos a los clientes de los autos en serie la oportunidad de experimentar una tecnología importada de las competencias”, señala Michael Steiner, Miembro del Consejo Directivo de Porsche AG responsable de la investigación y el desarrollo.

¿Cómo está construido?

El relleno impreso en 3D cuenta con una construcción por capas. Sobre la base de un soporte de polipropileno expandido (EPP) se integra una capa transpirable, compuesta por una mezcla de materiales con poliuretano que se adhiere durante el proceso de fabricación.

La capa exterior de este asiento está hecha de un material resistente (Racetex) e incluye un diseño con perforaciones especiales que favorecen su refrigeración. La integración de las capas permite visualizar el interior de la estructura tinturada que integra la trama impresa en 3D, dándole al asiento un diseño inconfundible.



El asiento de competición impreso en 3D estará disponible para los conductores de las gamas 911 y 718 a mediados del año, a través de la exclusiva división de accesorios Porsche Tequipment. Esta primera serie estará inicialmente limitada a 40 prototipos de asiento para utilizar en circuitos de Europa, que se complementarán con cinturones con arnés de seis puntos.

A largo plazo, y si hay suficientes clientes interesados, la tecnología también permitirá soluciones personalizadas. Además de una gama de colores ampliada, Porsche podrá desarrollar y ofrecer asientos adaptados con el contorno específico de cada cliente.

Cuéntanos que opinas