Tecnología

Los vehículos autónomos de Citroën también pueden pagar peajes

Realizaron un ensayo para corroborar la comunicación entre el auto y la infraestructura vial.

Los vehículos autónomos de Citroën también pueden pagar peajes

El Grupo PSA y Vinci Autoroutes, principal operador de la infraestructura vial en Francia, acaban de dar un gran paso en la implementación de la conducción autónoma, al realizar con éxito pruebas en las que por primera vez un vehículo autónomo logró cruzar y pagar un peaje en condiciones reales, sin ninguna asistencia humana.

La exitosa prueba, que fue lograda por un Citroën C4 Grand Picasso debidamente acondicionado para la conducción autónoma, se considera un gran avance en el desarrollo de la conducción autónoma de nivel 4 (sin intervención humana), ya que los investigadores señalan que las situaciones de conducción probadas en esta fase del programa requieren una comunicación más sofisticada entre el vehículo autónomo y la infraestructura vial.

Aunque los vehículos autónomos del Grupo PSA han cumplido satisfactoriamente pruebas en rutas abiertas, cruzar un peaje era un reto muy complicado por todas las variables que intervienen: el auto debe ser capaz de considerar el flujo de vehículos que se aproximan de manera aleatoria a las distintas cabinas y debe elegir una ruta que carece de marcas viales en el piso para llegar hasta el punto de pago. Así mismo, además de maniobrar un paso que es obligatoriamente estrecho, el vehículo debe estar en capacidad de enfrentar cualquier eventualidad.

Como parte de las pruebas realizadas en rutas convencionales de Francia, también se prueban dos nuevas situaciones de conducción complejas en condiciones de tráfico real, como son cambiar a modo autónomo en una zona de tráfico que “inesperadamente” registra obras en la vía, así como realizar una parada “segura". En este último caso, el ejercicio implica que el automóvil tome la iniciativa y se conduzca en forma autónoma en caso de que el conductor no retome el control en una situación específica, como la presencia excepcional de obstáculos en la vía o por condiciones climáticas extremas.

La infraestructura de autopistas inteligentes es un activo esencial en el desarrollo de los vehículos autónomos.

Las pruebas que realizan el Grupo PSA y Vinci Autoroutes se realizan utilizando prototipos especialmente adaptados sobre modelos Citroën y Peugeot, los cuales hacen parte de la flota de vehículos autónomos para el programa AVA "Vehículo Autónomo para Todos".

Elkin Chávez recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos