Mi auto se inundó: ¿Todavía sirve?
20/04/2016 Seguridad

Mi auto se inundó: ¿Todavía sirve?

Unos consejos para revivir a un vehículo involuntariamente anfibio.

En muchas oportunidades podemos ver en la ciudad como vehículos navegan a la deriva por las avenidas, o se apilan en las esquinas. Una infraestructura inadecuada o simplemente la mala suerte, nos pueden hacer pasar un muy mal rato. Pero el interrogante es el siguiente: un vehículo que estuvo sumergido, ¿Queda inutilizado?

El tiempo que transcurre entre la inundación y el momento en que se le dá servicio a la unidad debe ser el menor posible. La corrosión y el óxido en los conectores y la electrónica avanzan rápidamente.

 

A continuación, te detallamos las acciones básicas que se deberán realizar para no dañar los elementos de un vehículo, conservarlos e identificar los averiados:

1)   No dar marcha, es imperativo adecuar las condiciones de la unidad antes de intentarlo ya que existe riesgo de inutilizar más componentes electrónicos o mecánicos.

2)   Desconectar la batería y quitar el filtro de aire. Si la unidad tiene Intercooler (es muy común en los diésel) también hay que quitarlo ya que es probable que tenga agua.

3)   Desmontar las bujías si es nafta o los precalentadores si es diésel.

4)   Verificar el nivel de aceite del carter, si es mayor al máximo habrá que quitarlo, en caso de que sea menor lo podemos dejar para continuar con las pruebas (luego se reemplazará junto con el filtro).

5)   Limpiar los conectores de toda la instalación eléctrica que se sumergió tanto en el vano motor como en el habitáculo. En caso de no conocer el nivel que alcanzó el agua, se puede guiar por marcas en los tapizados de puertas y butacas.

6)   Verificar que el combustible NO contenga agua, para ello debe quitar el tubo de suministro que proviene del tanque y extraer al menos dos litros (si verifica con un volumen menor, no está verificando el fluido del tanque, solo el contenido en el filtro y el tubo). En caso de encontrar agua deberá vaciar el tanque y limpiarlo y rearmar reemplazando el filtro.

7)   Conectar la batería y accionar el arranque en forma directa utilizando un cable remoto desde la batería al automático del motor arranque (no utilizar la llave) durante 15 segundos. Atención: es probable que por los agujeros de las bujías se expulse violentamente el agua que se acumuló en los cilindros, protéjase los ojos.

8)  Rearmar los componentes de motor y dar marcha con la llave de arranque. En el caso de que no arranque no se debe insistir, concurrir a un servicio especializado para un diagnóstico electrónico.

 

Ante un vehículo inundado se deberán reemplazar todos los fluidos y filtros: Aceite de motor y filtro, filtro de aire, filtro de combustible (solo en el caso de entrada de agua al tanque) filtro anti polen (si posee) fluido de freno (lavando el circuito) fluido de dirección hidráulica (si posee) fluido lava parabrisas/luneta, aceite de caja de velocidades (manual o automática) y el aceite de diferencial.

Dependiendo del tiempo de inmersión, elementos como los rodamientos de rueda, homocinéticas de semiejes, levantavidrios, etcétera, requerirán especial atención. Incluso, algunos modelos pueden no arrancar por tener el tubo de escape lleno de agua. Por este motivo, se debe colocar el auto en un ángulo adecuado para escurrirlo o desmontarlo.

¿Qué opinas? Cuéntanos