Tecnología

5 vicios de manejo que tenés que evitar

Hay malas costumbres que repercuten en el auto y en nuestra seguridad, detectalas.

5 vicios de manejo que tenés que evitar

Muchos sabemos manejar, pero ¿cuántos de nosotros sabemos conducir correctamente? ¿A qué nos referimos?, muchas veces pensamos que con mover un auto por el tráfico o sacarlo a la ruta, ya somos amos del volante; No obstante cargamos con muchos defectos (hay buenos hábitos también) que a la larga pueden ocasionar un accidente, dañar el auto o incluso repercutir en nuestra propia salud.

Pensando en lo anterior, decidimos hacer foco sobre cinco vicios de manejo que debes evitar:
 

1.      Tomar el volante con una sola mano

Este vicio es el más común entre los conductores, muchos toman el volante con sólo una mano y lo emplean para dar la vuelta. Esto es peligroso porque en caso de una eventualidad (un peatón cruzando, un ciclista, motociclista, o hasta un auto) en cualquiera de los casos, manipulando el auto con una mano, no vas a poder girar el volante con la rapidez necesaria para evitar una colisión.

Asimismo, si tenés la mala fortuna de sufrir un choque mientras vas manejando con una sola mano, lo que ocasionarás es golpearte la cabeza con la mano (e incluso ésta se puede lastimar) ya que el airbag se inflará tan rápidamente que te dañará severamente.

En estos casos, lo mejor siempre es tener las dos manos en el volante en posición 3 y 9 del reloj, con esto controlas a la perfección el volante en un giro inesperado de ser necesario. Además permitirás que el airbag se infle y no empuje para nada tus manos.

 

2.      Mantener la mano en la palanca de cambios

Este vicio está muy ligado al anterior, ya que muchos conductores que tienen auto manual mantienen todo el tiempo la mano en la palanca de cambios, cuando debiera ser sólo para realizar los cambios de velocidad. Esto por una parte es un riesgo, ya que ocasiona que no tengas las dos manos en el volante y esto incrementa el riesgo de un accidente. Por otro lado, al mantener la mano en la palanca ejercés presión en la misma, lo que ocasiona que se transmita esa fuerza a los dientes que engranan con cada velocidad, por lo que no se amarran uno con otro dañándolos a larga por el golpeteo que se genere o la fricción.

 

3.      Pisar el embrague cada que vez que se frena y cuando estás detenido

Este vicio también es muy frecuente y genera fuertes daños al auto. Muchos conductores cometen el error de que al frenar el auto pisan el embrague (incluso en ruta tomando una curva) esto disminuye tu tracción como el control del vehículo. Esto es un daño directo al embrague por el uso excesivo del mismo y además de que se desajusta todo el tiempo. Muchos conductores piensan que pisando el embrague al momento de frenar, con ello no se les apagará el motor.

Lo que se debe hacer en estos casos es sólo usar el embrague para hacer los cambios de velocidad. Si se conduce el auto y se desea disminuir la velocidad, sólo basta con pisar el pedal de freno nada más, esto reducirá la velocidad de la unidad y en ningún momento se apagará el propulsor. Sólo puede suceder lo anterior si se va a muy baja velocidad y no se ha puesto la palanca de velocidades en punto muerto. Ejemplo: si vamos circulando en una avenida en segunda velocidad y se cambia la luz del semáforo en rojo, se tiene que cambiar la velocidad a neutral y frenar el auto, de lo contrario sí se nos puede apagar.

Por otra parte, tomando como base el ejemplo anterior existe otro vicio relacionado al embrague; muchos conductores cuando detienen el auto, meten primera y tienen todo el tiempo el embrague a fondo mientras esperan a que cambie el semáforo a verde. Esto es uno de los peores vicios, ya que se que daña en extremo el uso del embrague calentándolo.

Lo que se debe hacer en estos casos es tener el auto en punto muerto y sólo usar el embrague para poner la primera velocidad y arrancar.

 

4.      Ir en reversa sin fijarse

Este es otro de los vicios más comunes que incluso ha causado serios accidentes. Prendés tu auto e inmediatamente ponés reversa. Error fatal, ya que iba pasando una moto, una bici o peatón y los acabas de atropellar. O por el contrario sin ponernos tan dramáticos, puede que haya una piedra, un hoyo o cualquier objeto detrás que pueda dañar tu auto y que por supuesto no viste cuando te subiste al mismo.

Aquí lo que se tiene que hacer es, antes de arrancar marcha atrás hay que mirar bien nuestro alrededor ver que no hay nadie detrás al menos dos veces y luego proceder a moverse lentamente con mucha precaución. Aquí lo más recomendable es voltear hacia atrás sin confiarse del todo del espejo retrovisor ni de la cámara de reversa; éstos sí ayudan de mucho pero también tienen puntos ciegos.

 

5.      Cambiar de carril sin fijarse ni avisar

Cambiarse de carril sin fijarse si va pasando un auto, moto o una bici es un vicio muy usual y que lamentablemente ha costado muchas vidas. Muchos conductores piensan que van solos, se cambian de carril solo girando el volante sin importarles quiénes los rodea.

No obstante no es bueno confiarse del todo en los espejos laterales, siempre es necesario voltear y mirar directamente si no hay un vehículo al momento de cambiar de carril.

Herramientas que nos pueden ayudar a aminorar este problema es utilizar espejos convexos en las esquinas de los espejos laterales y si tu auto tiene el sistema de advertencia de cambio de carril hacer caso del mismo antes de moverte.

Finalmente un último vicio que no quisimos enumerar pero es muy importante es hablar por celular y escribir mensajes de texto mientras se maneja. Éste quizá es uno de los peores defectos que ya han causado muertes y que de acuerdo con especialistas, hacer cualquiera de las dos acciones anteriores es como ir alcoholizado, pues retrasa nuestro tiempo de respuesta y disminuye enormemente la atención sobre el camino.

Jorge Blancarte recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos