Tecnología

¿Qué son el subviraje y el sobreviraje?

Los autos se pueden “ir” de trompa o de cola, acá te explicamos por qué, como altera el manejo y como corregirlo.

¿Qué son el subviraje y el sobreviraje?

Normalmente, en las persecuciones de cine y TV, el WRC o demostraciones de drifting, solemos ver que los autos se “van” de cola, pero rara vez nos sucede en nuestros vehículos. Esto tiene una explicación, pero primero debemos repasar la diferencia entre sub y sobre viraje.

Comencemos con un vehículo viajando en línea recta. Cuando giramos el volante, el auto apuntará hacia la dirección deseada, pero aún queda la fuerza de la inercia, que buscará que el auto siga en trayectoria recta.

Si las ruedas delanteras ceden en su agarre, el auto “se va de trompa” o subvira, es decir traza la curva más ancha de lo indicado por el conductor.

Si las ruedas traseras son las que pierden agarre, el auto “se va de cola” o sobrevira, o sea, la cola girará más que la trayectoria indicada desde el volante.

El factor determinante en este aspecto es la distribución de pesos en un vehículo, cuanto más peso tenga sobre el eje delantero más tenderá a subvirar, cuanto más peso tenga en el tren posterior más tenderá a sobrevirar. Por este motivo, los autos de tracción delantera con el motor colocado sobre o adelante del eje delantero tienen una tendencia subvirante.

También hay que tener en cuenta que al frenar o desacelerar bruscamente el peso del vehículo se transfiere hacia las ruedas delanteras, dándoles más agarre, pero “aligerando” el tren trasero. Si hacemos esto en medio de una curva, podemos hacer que un auto pase de subvirar a sobrevirar con dos resultados posibles: un trompo (léase accidente) o un buen balance en curva si el conductor realmente sabe gestionarlo.

 

¿Tiene que ver el tipo de tracción de mi auto?

Los autos de tracción delantera tienden a subvirar, los de trasera a sobrevirar, esto se debe al lugar donde descargan la potencia. En un tracción delantera, las ruedas frontales deben lidiar con la dirección y la tracción al mismo tiempo, por eso, si aceleramos bruscamente en una curva patinarán dando como resultado que el auto siga ancho. En un vehículo de tracción trasera, si aceleramos de más en curva, las ruedas posteriores perderán tracción y la cola resbalara provocando un trompo, o un derrape si el conductor es experimentado.

 

¿Cómo combatir el sub y el sobre viraje en una curva?

En el caso de subviraje, lo recomendable es levantar progresivamente el pie del acelerador. Como explicamos anteriormente esto hará que el peso del auto se mueva hacia adelante dando más agarre al tren delantero. En el caso de un vehículo de tracción delantera, también estaremos liberando a las ruedas de hacerse cargo de la tracción para darle más espacio a su función direccional.

Una tendencia común en caso de subvirancia es mover aún más el volante hacia la dirección en la que estamos girando. Esto no es lo ideal ya que hace que las rudas resbalen más haciendo el vehículo se vaya todavía más de frente. Lo recomendable, aunque parezca paradójico es “abrir” un poco la dirección.

En caso de sobreviraje, la técnica indica que hay que girar el volante para el lado contrario a la curva haciendo que la trompa acompañe a la cola. Si el auto es de tracción trasera, se recomienda desacelerar, pero muy poco, lo suficiente como para que las ruedas recuperen tracción, pero no tanto como para que pierdan el apoyo del peso del vehículo.

Debido a que corregir el subviraje es mucho más fácil que el sobreviraje, en los autos modernos, inclusive los de tracción trasera, la tendencia es a irse de trompa.

En todo caso, nunca se debe pisar el freno durante una curva. Seguramente un piloto lo hace para controlar el balance del auto, pero solo personas experimentadas saben cómo hacerlo correctamente. Siempre hay que frenar en recto. Además hay que recordar que con las ruedas bloqueadas no habrá efecto direccional y el auto seguirá de largo sin importar cuanto giremos el volante.

Varios de estos aspectos que nombramos hoy son corregidos por sistemas como el ABS y el ESP, cuyas notas te recomendamos visitar.

Para hacerte una mejor idea de como se lidia con el sub y el sobre viraje, te dejamos este video de un Caterham R500 comandado por The Stig en la pista de Top Gear, donde inclusive logra salir de una curva con las cuatro ruedas derrapando.

The Stig domando un Caterham R500 en la pista de Top Gear

¿Qué opinas? Cuéntanos