Para no creer, un Dodge Challenger SRT8 convertido en limusina
4/4/2012 Tuning

Para no creer, un Dodge Challenger SRT8 convertido en limusina

Existe sólo una unidad, pero ya se planifican dos más

El  2 de abril se cumplió el aniversario número 137 del nacimiento de Walter P. Chrysler, uno de los pioneros de la industria automotriz norteamaricana. Parte de su gestión incluyó la adquisición en el año 1928 de la marca Dodge, cuyo nombre original era Dodge Brothers Motor Vehicle Company.

Uno de los íconos deportivos de Dodge ha sido el Challenger, un vehículo que a través de sus tres generaciones ha competido con los otros icónicos muscle car Chevrolet Camaro y Ford Mustang por transformarse en el exponente máximo de tan gustado segmento.
 
Ahora nos hemos encontrado con una versión bastante especial del Challenger SRT8 de tercera generación, transformado en nada más ni nada menos que en una limusina. El diseño, cuestionable o no, no dejará a nadie indiferente.
 
El modelo que tardó cuatro meses y medio en ser construido, incluye en su interior terminaciones en cuero negro, televisiones LED de 24 pulgadas, un bar completo y juego de luces que transforman totalmente sus apariencia. Si te parece una locura, te contamos que ya están fabricando una segunda unidad, y que una tercera ya está en proyecto.
 
Esta particular Limusina se encuentra estacionada en las afueras del Hotel MGM de Las Vegas en Estados Unidos, y según sus dueños, destrona en protagonismo a modelos ultra exclusivos como los Rollls Royce Phantom y Bentley.
 

Galería Dodge Challenger SRT8 Limusina

Dodge Challenger SRT8 Limusina

1 de 6

¿Qué opinas? Cuéntanos